QUIERO SER LUZ Y QUEDARME / SANTIAGO GARCÍA SÁENZ / Curador: Pablo León de la Barra & Santiago Villanueva
COLECCIÓN AMALITA | Buenos Aires, Argentina / 10 de julio al 10 de octubre, 2021

Santiago García Sáenz
Quiero ser luz y quedarme

Quiero ser luz y quedarme es la primera muestra institucional
y antológica de Santiago García Sáenz (Buenos Aires, 1955-
2006) desde su muerte. En su momento conocido
principalmente como un pintor religioso y naif, con esta
exposición y, ayudadxs por la distancia en el tiempo,
pretendemos darle la vuelta a algunas lecturas pasadas para
mostrar a un artista que, detrás de esa religiosidad -aunque
fundamental para entender las tensiones y contradicciones en
su vida y obra- presenta una gran complejidad debido en
parte a la manera en que enfrenta a través de su trabajo los
temas relevantes de su tiempo.

El título de la exposición proviene de la canción del mismo
nombre de 1963 del compositor Daniel Reguera, escrita antes
de morir, e inmortalizada por el cantante Atahualpa
Yupanqui. Los versos “No quiero volverme sombra, quiero
ser luz y quedarme” fueron incluidos como texto en su
exposición individual en el Centro Cultural Recoleta en
Buenos Aires en el año 2000. La frase hace referencia al
interés pictórico de García Sáenz por la luz, que es una
constante en sus cuadros, donde los fondos de preparación de
las telas son primeramente pintados de naranja o amarillo
para que esta luminosidad aparezca en las pinturas, al igual
que la presencia de rayos iluminadores en muchas de sus
obras; pero también los versos aluden a la constante batalla
de García Sáenz por existir entre la luz y la oscuridad, por
conciliar sus deseos sexuales y su religiosidad. El “querer ser
luz y quedarse” a su vez refiere a su necesidad de trascender
como artista a través de su obra, sabiendo que por causa del
VIH/Sida su vida podía interrumpirse en cualquier
momento.

Esta exhibición presenta la obra de García Sáenz en relación a
varios ejes temáticos, algunos que esperaban ser tratados con
cierta urgencia, como el destape ochentero en Buenos Aires,
la búsqueda de una identidad latinoamericana en su obra, la
intolerancia sexual y la martirización, el VIH/Sida en relación
a sus trabajos y finalmente la presencia de la naturaleza como
espacio de libertad, sanación y redención.


Pablo León de la Barra
Santiago Villanueva


Catálogo
Fotos de sala: Bruno Dubner. Cortesía Colección AMALITA
SUBIR