La marcha de las funciones / EUGENIA CALVO / Curador: Lara Marmor
HACHE | Buenos Aires, Argentina / 14 de noviembre al 23 de diciembre, 2017

MÚSICA PARA ALGUACILES, EUCALIPTOS Y ROPEROS
En 1978 Wallon Green hizo el guión de El mayor robo del siglo; en 1982 el de La frontera, con Jack Nicholson y Harvey Keitel; y en 1990 le tocó el turno a la secuela de Robocop. Después de cuarenta años de carrera, el año pasado, el sindicato de guionistas de Estados Unidos premió a Vince Gilligan por Better call Saul, y al octogenario y excéntrico Green, por Saint and strangers, una miniserie entretenida pero demasiado corta.

Si bien Green prefirió la escritura a la dirección, en 1971 se animó a dirigir Los herederos de la tierra, una película que es un clásico para los fanáticos de la ciencia ficción. El argentino, Lalo Schifrin, que venía de hacer la banda para Misión Imposible, compuso la música para acompañar la visión apocalíptica de un entomólogo que describe al mundo del futuro dominado por espeluznantes y poderosos insectos.

Atraído por algunas investigaciones experimentales, realizadas en los sesenta sobre las plantas, en 1979 Green dirigió The secret life of the plants, y el genial Steve Wonder hizo la banda sonora de este largometraje. El músico contó en una entrevista que su trabajo consistió en transcribir en sensaciones sonoras, las escenas que el ingeniero de sonido de la película se ocupaba de describirle con lujo de detalles. El disco doble es una mezcla inolvidable de funk, ambient y jazz.

En esta exposición, Eugenia Calvo presenta por primera vez un conjunto de partituras para ser interpretadas por diversos muebles y objetos. Las piezas gráficas, trabajadas en conjunto con la diseñadora Joaquina Parma, funcionan como el registro de los movimientos de las cosas que habitualmente se zarandean de manera misteriosa en las performances  y en los conocidos videos de la artista. 

La percusionista y performer Emiliana Arias colaboró en la composición de la pieza que tiene como protagonista a un armario, que según las indicaciones debe avanzar acompasadamente dentro de un perímetro rectangular. Calvo también invitó al músico rosarino Luciano Schillagi a producir una obra musical para ser interpretada por las celosías del frente de una casa. La ejecución de esta composición quedó registrada en el video La marcha de las funciones.
 
Música para serruchos que cortan de manera sincronizada las patas de una mesa, para celosías y para roperos. Música para lámparas de cristal, que se mueven de un lado para otro como un péndulo alocado de un reloj antiguo y gigante. Blancas, negras, corcheas, becuadros y silencios dictan el ritmo que interpretaron en el pasado o lo harán en el futuro, de manera sigilosa o dejándonos sordos, bichos, plantas y muebles.

Lara Marmor


Catálogo
ph. Ignacio Iasparra
SUBIR